Se entiende por helipuerto aquella área, elevada o en superficie, destinada a ser utilizada para el aterrizaje, despegue o movimiento en superficie de helicópteros y que cumple con todos los requisitos exigidos en la normativa de aplicación.

Para la buena operatividad de un helipuerto, es necesario hacer el seguimiento de su construcción desde los primeros esbozos. Además, su emplazamiento es fundamental para lograr una operativa segura y eficaz.

Nuestros técnicos participan desde el comienzo en el proyecto global de cualquier infraestructura, ya sea un hospital, una urbanización o cualquier otra infraestructura, evaluando y valorando todos los parámetros aeronáuticos necesarios: vientos, servidumbres, áreas libres de obstáculos, etc.

Después de la valoración inicial, se aconseja acerca de la mejor tipología de helipuerto: en superficie, elevado sobre el terreno o elevado sobre una azotea, ofreciendo al cliente distintas soluciones de diseño y constructivas. Se redactan a continuación todos los documentos necesarios para garantizar una correcta construcción de la infraestructura y para su legalización ante los distintos organismos públicos. La Dirección Facultativa de las Obras y la Coordinación de Seguridad y Salud es llevada a cabo por Ingenieros Aeronáuticos de alta cualificación y amplia experiencia.